Ha tenido lugar hoy una manifestación ante la sede del CAC (Consell de l’Audiovisual de Catalunya) en protesta por la última adjudicación de frecuencias de radio. ¿Quién la convocaba? Ciutadans-Partido de la Ciudadania, esos que, dicen, no son de derechas ni de izquierdas, tipo Rosa Diez, pero a los que como a ella se les ve el plumero asomándoles por la derecha cada vez que se mueven.

¿Dónde estaban cuándo en otras comunidades (gobernadas por el PP) los repartos favorecían claramente a grupos mediáticos de la derecha más carca, léase Libertad Digital, en perjuicio de otras opciones con más experiencia y profesionalmente más solventes, pero, eso sí, de otro color político? ¿No les preocupaba entonces la libertad de expresión? O quizás es que ahora lo que les preocupa es que el presunto perjudicado en el reparto sea quien en las últimas autonómicas catalanas les hizo una campaña gratuita pensando que le quitarían votos a los socialistas (y le salió el tiro por la culata, dicho sea de paso), y tienen que pagar el favor.

En fin, por mí están en su derecho de ser de derechas, valga la redundancia, pero por favor, que dejen de intentar engañarnos, que ya no cuela, y le digan a las cosas por su nombre.